SISTEMAS DE TRATAMIENTO CORONA

La mayoría de los plásticos tienen una superficie no polar, eléctricamente bien aislante y repelente al agua. Es poco humectable para imprimir tintas, disolventes, dispersiones de polímeros acuosos, adhesivos o promotores de adherencia. Esto es especialmente cierto para películas de polietileno, polipropileno y poliéster. Por lo tanto, no es posible la impresión de dichos plásticos (películas u objetos 3D) o su posterior procesamiento mediante laminado o recubrimiento. Las tintas no se adherirían, la delaminación ocurriría en la producción de películas compuestas.

El tratamiento corona es la forma más utilizada de tratamiento superficial. El objetivo de este método es aumentar la polarización de la superficie, lo que mejora significativamente la humectabilidad y la afinidad química.

El efecto logrado por el tratamiento corona es un aumento de la tensión superficial a valores entre 38 y 60 mN/m. Dado que la tensión superficial es causada por componentes de interacción dispersiva y polar, la introducción de grupos funcionales polares en particular aumentó el componente polar de la tensión superficial.

¡Contáctanos!

5 + 10 =