Bajo el lema «Soldar en lugar de coser», la empresa Starlinger & Co. Ges.m.b.H. hará una demostración en directo en la feria interpack de Düsseldorf de la fabricación de sacos IC*STAR® (I = Innovative, C = Closing, es decir, «cierre innovador»).

Estos se producen en la nueva planta de confección multiKON KX, equipada con el módulo de cierre de fondos de saco sealTEC, que ha desarrollado Starlinger en cooperación con el fabricante de plantas de envasado austriaco Statec Binder. En el procedimiento IC*STAR® se suelda una tira de cierre al fondo del saco mediante aire caliente en un proceso continuo. En este caso no se requiere ningún tipo de adhesivo. La abertura de llenado del saco se mantiene abierta y a ésta se le puede soldar o incluso coser una tira de cierre tras llenarse en la planta de llenado.

«La gran ventaja de los sacos IC*STAR® es que estos son totalmente estancos gracias a la termosoldadura con la banda de cierre, en contraste con los sacos cosidos», explica Hermann Adrigan, Director de ventas de Starlinger. «En los sacos IC*STAR® se suprimen asimismo, casi totalmente, los añadidos de costuras requeridos en caso de cosido. Además, se puede emplear un tejido más ligero gracias a la mayor resistencia del fondo. En conjunto, ambas características conllevan un ahorro de costes de materia prima (en este caso polipropileno) y una reducción adicional de las emisiones de CO2. Nuestro clientes son bien receptivos a estos argumentos.» Mediante el nuevo procedimiento se pueden fabricar sacos IC*STAR®, laminados o sin laminar, e incluso provistos de un pliegue lateral. Gracias al proceso de producción exento aceite, estos resultan idóneos para envasar alimentos como arroz, café, sal, azúcar o harina en mayores cantidades.
Desde la introducción oficial en el mercado a finales de octubre en el marco de la feria K en Düsseldorf, ya se han suministrado e instalado las primeras plantas de confección IC*STAR.

De la botella al saco: envases tejidos para mercancías de consumo a partir de hojuelas de rPET
Starlinger hace hincapié en otro punto esencial con los envases tejidos a partir de hojuelas de rPET. La nueva tecnología desarrollada por Starlinger, con cuya ayuda se pueden fabricar a partir de envases de PET usados como botellas, en primera instancia cintas pequeñas y, a partir de estas, sacos tejidos y big-bags, despierta un gran interés en el mercado de los envases. Justo en lo referente a los envases para mercancías de consumo, son ya muchas las partes interesadas que otorgan un gran valor a la sostenibilidad. «Los sacos de PET destacan por sus propiedades especiales, como su gran rigidez, su condición de barrera excepcional a aceites y grasas o la protección frente a sustancias aromáticas. Con ello se obtiene el embalaje perfecto para productos de consumo de todo tipo», afirma Stéphane Soudais, Director de la sección de Sacos para consumidores en Starlinger. «Además, el PET es uno de los pocos plásticos que permiten establecer un ciclo de producción cerrado. Gracias a nuestra tecnología podemos fabricar tejido a base de cintas pequeñas obtenido directamente de hojuelas de botellas de PET, para posteriormente producir con dichas cintas sacos de contenedor o envases para mercancías de consumo, como el saco de fondo plegado PP*STAR® laminado con lámina de BOPET. Los sacos de rPET son reciclables y, tras su uso, pueden emplearse para fabricar sacos nuevos o reutilizarse en otras aplicaciones.»

Starlinger en la feria interpack, Düsseldorf/Alemania, del 4 al 10 de mayo de 2017, en el pabellón 11 / stand C 20

Observación: PP*STAR® e IC*STAR® son marcas registradas. Los sacos PP*STAR®e IC*STAR® se fabrican exclusivamente en máquinas Starlinger.